Ludoteca EMMA Fundación Jose María Llanos

El Espacio de la Mujer de Madrid (EMMA) lleva desarrollando su labor en el entorno de Entrevías y el Pozo desde 2013 y desde entonces, se han llevado a cabo numerosas acciones de diferente alcance convirtiéndolo en un centro de referencia. Dispone de un ESPACIO DE ALOJAMIENTOS, para mujeres en situación de vulnerabilidad con menores, un ESPACIO DE FORMACIÓN Y EMPLEO PARA MUJERES, ESPACIO DE ATENCIÓN INTEGRAL A MUJERES, enfocado a la intervención individual y comunitaria dirigida a mujeres.

LA LUDOTECA

En este contexto y especialmente cuando se trata de realizar una intervención con mujeres, resulta esencial poder ocuparse de una manera profesional de sus hijas e hijos para que ellas puedan realizar correctamente sus itinerarios de recuperación, logrando alcanzar los objetivos planteados.

El servicio de ludoteca del EMMA cumple un doble papel. Por un lado, como apoyo esencial a la intervención con las mujeres (es compartido por los 3 proyectos); y por otro, como intervención con los niños y niñas descendientes de las primeras y víctimas también de las situaciones de vulnerabilidad tan dañina para su desarrollo.

La Fundación partió del compromiso que el propio José María de Llanos adquirió con el barrio de El Pozo, en Madrid, y que encarna una parte de la obra social que dejó. Con el paso de los años, se han ido complementando diferentes acciones abordadas desde una perspectiva integral y comunitaria. En la actualidad la Fundación trabaja en tres proyectos en el barrio:

  • El Centro de Educación Secundaria 1º de Mayo. Educación Secundaria Obligatoria, Ciclos formativos de Grado Medio y Formación Ocupacional.
  • Escuela Infantil Borja
  • Espacio de Mujer de Madrid (EMMA)

Visita la página web de la Fundación José María Llanos

NUESTRO APOYO

APROEDI ha comenzado a colaborar con este servicio este año 2018 ante el riesgo de que la Fundación no pudiera atenderlo de manera adecuada, pues actualmente la demanda de uso de la ludoteca sigue creciendo.

El objetivo es aumentar el número de horas de servicio, lo que ayudará a otorgar becas de acompañamiento para un número estimado de 80 niños y niñas que a su vez permitiría que unas 70 madres se beneficiaran de los servicios del EMMA.